Hermanos de la Iglesia en Lambaré

Lugar de reunión de cristianos residentes en la localidad de Lambaré.

Reunión de cristianos pecadores arrepentidos residentes en Lambaré, que profesan su fe en Jesucristo y proclaman su evangelio, con la misión de edificar su Iglesia y magnificar a nuestro único Dios y Padre Todopoderoso.

05/04/2022

Preparándonos para la venida del Señor Jesucristo.

21/03/2022

Hno. Mauricio Murdoch Vaesken. Preparándonos para la segunda venida del Señor Jesucristo y su Reino Milenial.

07/03/2022

El Propósito Eterno de Dios y la Nueva Jerusalén. Parte final, lunes 7/3/2022.

07/03/2022

El Propósito Eterno de Dios y la Nueva Jerusalén. Segunda parte lunes 7/3/2022.

07/03/2022

Estudio del hermano Mauricio Murdoch Vaesken. El Propósito Eterno de Dios y la Nueva Jerusalén. Primera parte lunes 7/3/2022.

Photos from Hermanos de la Iglesia en Lambaré's post 06/05/2021

* Estudio Bíblico sobre Finanzas Personales.
* Duración: 10 semanas.
* Costo: 50.000 Gs.
* Inicio: Miércoles 12 de Mayo (el inicio pasó para esta fecha).
* Horario: 20:00 a 22:00 hs.
* Informaciones al 0984-392349 / 0986-122752

26/02/2021

"Si usted quiere redimir el tiempo, comience en el momento en que abra sus ojos por la mañana. No deje que se alojen por un instante pensamientos ociosos, tontos o hirientes, sino comience de inmediato a orar y alabar a Dios y a meditar en su gloria, bondad, fidelidad y verdad, y su corazón pronto arderá dentro de usted y burbujeará de gozo". Samuel Logan Brengle.

Campamento Virtual 2021 | La perseverancia de Daniel - Cristian Cerda 21/01/2021

https://youtu.be/D8QavdluXK4888

Campamento Virtual 2021 | La perseverancia de Daniel - Cristian Cerda 3º jornada del Campamento Virtual 2021 de las Iglesias en ChileLa perseverancia de Daniel - Cristian Cerda▶Suscríbete: https://www.youtube.com/channel/UC0-YE...

21/07/2020

Habrá un justo que gobierne entre los hombres?
Uno que gobierne en el temor de Dios?

10/06/2020

«¡Vive el Señor, Dios de Israel, en cuya presencia estoy!»
- Elías, el tisbita.

"Vivir en la presencia de Dios. Si uno pudiera resumir todo el secreto de la vida cristiana, es uno solo: es vivir en la presencia de Dios. Ese es el gran secreto de la vida cristiana"
- Rodrigo Abarca.

"Solo puedo imaginarme"
- Bart Millard.

Reunión general Hermanos en Cristo en Temuco 23/05/2020

https://youtu.be/Wj7zQqXF73E

"Una mirada salvadora" - Gonzalo Sepúlveda
Un mensaje de aliento para tiempos difíciles.

Reunión general Hermanos en Cristo en Temuco Para mas información visite http://sembrandopalabra.com/

17/12/2019

Estudio del día lunes 16 de diciembre de 2019. 2a parte.

16/12/2019
13/12/2019

Un hombre sin discernimiento

Cuando Saúl es proclamado rey de Israel, joven, hermoso y humilde, parece representar todas las expectativas de la nación. Poco después de asumir el reino, él recibe una orden de Dios: debería destruir la pecadora ciudad de Amalec con todo lo que ella tenía. Amalec era la peor amenaza para Israel de una vida santa y consagrada a Dios.

Sin embargo, Saúl desobedece, perdona al rey de la ciudad, y a lo mejor de sus animales. Saúl usa su propio criterio, en vez de obedecer la clara orden de Dios. Por ésta y otras desobediencias, es desechado como rey – aunque sigue sentado en el trono. Con el tiempo, se convierte en un rey desquiciado que ve enemigos por todas partes, incluso entre sus hijos. Sus cuarenta años en el trono fueron una carga para Israel, y para Dios mismo.

Un día comete, tal vez, la mayor de las locuras. Una locura tal, que aun sus propios siervos no querían secundar: da muerte a 85 sacerdotes, y con ellos a sus familias y animales, toda una ciudad, la ciudad de Nob. ¿La causa? El sumo sacerdote, el jefe de aquella gran familia, había dado protección a David, su rival. El exterminio que hizo Saúl fue total e inhumano, una verdadera obra de la demencia.

Pero he aquí un triste hecho que llama la atención: Que aquello que Saúl no hizo a Amalec, lo hizo a la ciudad de Nob; lo que no fue capaz de hacer en obediencia a Dios, lo hace por despecho, como una venganza contra su enemigo. Así también, ¡cuántas veces los hijos de Dios matan lo que debieran dejar vivir, y dejan vivir lo que debieran matar!

Amalec ya había representado un peligro para Israel en tiempos de Moisés, y por eso fue atacado. Y para los cristianos hoy, en este tiempo de la gracia, también representa un peligro en lo que tipológicamente significa. Amalec es la carne, con todos sus apetitos y deseos. Junto con el mundo y el diablo, conforman esta tríada de enemigos permanentes del cristiano.

¿Cómo no debía morir Amalec? ¿Cómo no debe ser llevada a la muerte la carne? Pablo dice al respecto: «Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas» (Col. 3:5-7). Saúl, un hombre sin discernimiento espiritual, apuntó mal su odio. Él debió aborrecer lo que Dios aborrece, y amar lo que Dios ama.

La vida de muchos cristianos tal vez ofrezca ésta y otras severas contradicciones. ¿Cuántas veces aman lo que Dios aborrece, aborrecen lo que él ama, recuerdan lo que él olvida, olvidan lo que él recuerda? ¿Cuántas veces se quejan cuando debieran agradecer, soportan cuando debieran resistir, recriminan cuando debieran bendecir?

Que Dios conceda a sus hijos la gracia y el discernimiento espiritual para atacar donde realmente deben hacerlo.

Reflexiones by Aguas Vivas

13/12/2019

Yo y lo mío

La vida de un siervo de Dios está llena de luces y sombras, de montes y de valles. Y no siempre son las luces y los montes los que más resaltan en su experiencia. Entonces, el corazón se deprime, se busca la soledad para mitigar el dolor, y vienen algunas preguntas: ¿Valdrá la pena seguirse esforzando? ¿Valdrá la pena dar tanto para ser igualmente incomprendido y criticado?

Así se comienza a entrar en un túnel largo y oscuro. El corazón duele; los sentimientos chocan entre sí. Casi no hay fuerzas para hacer nada. Pero, de pronto, el cristiano deprimido, buscando socorro, abre la Escritura. Los ojos se pasean anhelantes, hasta que surge una pequeña luz, y un versículo se destaca sobre el resto: «Y yo con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas, aunque amándoos más, sea amado menos» (2 Cor. 12:15).

Las palabras del apóstol dan de lleno en el corazón. La experiencia de Pablo debió ser la misma de este creyente. He aquí ahora, el Espíritu Santo, a través de Pablo, muestra la salida. Un siervo debe estar dispuesto, primero, a gastarse a sí mismo, a perderse por los demás. Como Juan el Bautista, de quien se dijo que «era una antorcha que ardía y alumbraba». No solo alumbraba, sino que también ardía. Y en ese arder, la antorcha se va consumiendo.

Lo segundo, hay que gastar lo nuestro. Esto toca un poco más profundo. Porque se puede estar dispuesto a lo primero, pero no a lo segundo. «Lo nuestro» toca un aspecto distinto del egoísmo que también debe ser demolido.

Y lo último, lo relacionado con la ingratitud, y tal vez, la crítica: «Aunque amándoos más, sea amado menos». El amor de Pablo es tan abnegado, que no espera correspondencia. Como él mismo lo definió en otro lugar: «El amor es sufrido … no busca lo suyo … no guarda rencor … todo lo sufre … todo lo soporta». El amor es, sobre todo, darse a los demás, sin esperar recompensa.

La ingratitud es parte del alma humana, pero ella no puede desanimar a un siervo de Dios, porque esa es la seguridad de que la recompensa vendrá de Dios. Por otro lado, si la crítica es severa, ¿no tendrá algún punto de verdad? Sin duda, ella ayudará, aunque sea con dolor, a ver lo que requiere ser corregido.

Esto es parte de la experiencia normal de un siervo de Dios, tanto el pasar por el túnel, como el ver la luz al final; tanto recibir el aguijón en el alma como ser salvado por el don de Dios.

Reflexiones by Aguas Vivas

13/12/2019

Estar con él

En el evangelio de Marcos se nos muestra un detalle no consignado en los otros tres evangelios respecto de la elección de los doce apóstoles: “Y estableció a doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar” (3:14). La expresión que llama nuestra atención es: “para que estuviesen con él”.

En esta frase está contenida la primera gran vocación de todo apóstol y de todo obrero del Señor: “Estar con él”. No hay aquí una invitación al estudio, ni a realizar todavía una obra determinada, sino a estar con una Persona. ¿Cuántas cosas habrá significado para aquellos apóstoles? No podemos saberlo. Pero hay en esto una señal que nos sugiere, al menos, contemplación, comunión y transformación.

“Estar con él” es el inicio de todo, es la fuente y motor de toda obra de Dios. La condición del hombre es demasiado vil como para que éste pueda iniciar algo desde sí mismo. No podría, tomando como base su propia visión, recursos e iniciativas, emprender algo para Dios. Es preciso que entre en el lugar secreto para contemplar a Dios. Luego, de esa contemplación surgirá la comunión. Habrá un oír, un aprender, un adorar, y hasta es posible que surja finalmente una “amistad”, término éste que, tratándose de Dios, puede parecer hasta sacrílego, pero que es posible, y que es lo más alto a que puede aspirar un hombre.

¿Cómo podría alguno osar “ir a predicar” sin haber estado primero “con él”? ¿Cómo puede alguno osar hacer la obra sin primero haber sido enviado? El Señor Jesús no envió a sus discípulos a predicar sin haberlos tenido con él algún tiempo. Esto explica por qué se realiza tanta obra que Dios no mandó hacer; por eso hay tantos obreros que no conocen el modelo de la obra de Dios.

“Estar con él” no solo es una demanda para los que aspiran a servirle, sino un privilegio al que muchos hoy todavía son llamados. Igual que ayer, él todavía sigue llamando a los que quieran oír, para que estén con él. Luego, si logran estar quietos algún tiempo, sentados a sus pies, desoyendo todo lo demás para oírle a él, entonces él podrá enviarlos, a su debido tiempo, a hacer exactamente lo que él quiere, y nada más.

Reflexiones by Aguas Vivas

13/12/2019

Lo que pides, recibes

Muchos bienes realizó el Señor entre los hombres, pues tenía compasión de ellos. Su corazón se encendía de conmiseración, porque los veía como ovejas sin pastor. A muchos sanó: a unos, por intercesión de amigos; a otros más desvalidos aún, sanó por iniciativa propia, sin que ellos ni siquiera lo pidiesen. Pero hay algunos a quienes él atendió de acuerdo a los términos de la propia solicitud de ellos. Es decir, concedió lo que le pidieron.

Cierta vez, un leproso se le acercó y le dijo: “Señor, si quieres, puedes limpiarme”. El Señor le contestó: “Quiero, sé limpio”. Aquel hombre creía que si tan solo el Señor lo quería, él sería sano.

Otra vez, unos ciegos se le acercaron, y el Señor les dijo: “¿Creéis que puedo hacer esto?”. Ellos le dijeron: “Sí, Señor”. Entonces el Señor Jesús les dijo: “Conforme a vuestra fe os sea hecho”. Esta vez el Señor puso la atención en la fe de ellos.

El Señor le dijo a Bartimeo: “¿Qué quieres que te haga?”. Bartimeo contestó: “Maestro, que recobre la vista”. El relato agrega: “En seguida recobró la vista”. La petición de Bartimeo fue muy específica, y él recibió de acuerdo a lo que había pedido.

Cuando el padre del muchacho endemoniado se acercó al Señor para decirle: “Si puedes hacer algo, ayúdanos”, el Señor le contestó en los mismos términos: “Si puedes creer, al que cree todo le es posible”. El hombre dudó que Jesús pudiera hacer algo, entonces el Señor, usando sus propias palabras, le respondió. Nada habría podido hacer el Señor si no hubiese clamado luego: “Ayuda mi incredulidad”.

Estos ejemplos confirman la enseñanza de nuestro Señor, quien dijo: “Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá”. Y también la enseñanza de Santiago, que dice: “No tenéis, porque no pedís”. ¿Cómo estamos pidiendo nosotros? ¿O ni siquiera pedimos?

Reflexiones by Aguas Vivas

09/12/2019

El Evangelio en Génesis. Las consecuencias de la caída del hombre.

11/11/2019

El Evangelio en Génesis. Un estudio del libro del Génesis. Viendo a Jesucristo en el primer libro de la Biblia.

13/10/2019

Satanás intenta convencer al mundo que los cristianos son ignorantes, carentes del fundamento de lo que hoy es el "dios de la ciencia", y que no tienen una razón de su fe. Más la Escritura dice que "agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación" (1 Cor. 1:21), y he aquí la sabiduría de Dios: Cristo y su cruz. Este evangelio transmite el contenido más consistente, la luz más grande a través de la cual podemos discernir el universo entero. - Alexis Vera.

09/10/2019

Una gran diferencia

Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve».

– Mal. 3:18.

En este texto de las Escrituras, no es el profeta quien habla, sino Dios mismo. El versículo anterior nos muestra claramente esto: «Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve» (Mal. 3:17).

Este juicio no proviene de un hombre, que puede pervertirlo, sino de Dios mismo, que escudriña la mente y prueba los corazones (Jer. 17:10). Nadie puede erguirse delante de Dios como siendo un justo, porque Dios ya buscó entre los hombres y dio testimonio de que no halló ninguno: «Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; no hay quien entienda. No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno» (Rom. 3:10-12).

En el texto inicial, Dios da testimonio de que sería visible la diferencia entre el justo y el impío, entre el que sirve a Dios, y el que no le sirve. Esto nos muestra que, esta justicia, no proviene del hombre, sino de Dios mismo, imputada a nosotros. Las Escrituras nos dicen que esta justicia viene por la fe en Jesucristo (Rom. 4:3-6).

Dios no tiene el propósito de hacer un remiendo en el hombre, sino tornarlo justo, santo y libre, en Cristo (1 Cor. 1:30). La obra de justicia para el hombre comenzó cuando Jesús fue clavado en la cruz. Aquella muerte fue la muerte del pecador, del necio, del injusto y del esclavo. Cuando Dios dio vida a Jesús, nos dio una nueva vida juntamente con él. Ahora, el Espíritu de Dios nos regenera, y nos traslada de la potestad de las tinieblas al reino del Hijo de su amor (Col. 1:13). En Cristo, nos presentamos delante de Dios sabios, justos, santos y redimidos; no por algo que el hombre pueda hacer, sino por Cristo que es nuestra justicia (Jer. 33:15-16).

Cuando Dios mira al hombre justificado, no ve la pecaminosidad de Adán, sino la santidad de Cristo. Ahí está la gran diferencia de que habla el texto de Malaquías. Dios no mira si eres miembro de una iglesia, o si sirves al Señor con algún cargo, sino si eres justo o impío. Si eres justo, entonces le sirves a él; de lo contrario, no le sirves. No importa el juicio que tengamos de nosotros mismos, sino la evaluación que Dios hace de nosotros.

Reflexiones by Aguas Vivas

01/10/2019

Estudio Bíblico Experimentando a Cristo para ser introducidos al Padre

01/10/2019

Un encuentro con Cristo a través del Evangelio de Juan. Capítulo 10.

30/09/2019

Esta noche estaremos transmitiendo a partir de las 20 hs un nuevo encuentro con Jesús a través del Evangelio de Juan.

17/09/2019

Confianza en la providencia divina

Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando”.

– Sal. 23:5.

Nuestro hermano Pablo hizo una grande y noble declaración cuando escribió a los filipenses. A aquellos que, en las cosas materiales, eran los únicos que lo sostenían, tuvo el coraje de decirles: “Todo lo he recibido y tengo abundancia”.

Pablo no dio hizo ninguna alusión a su necesidad, sino que tomó la posición del acaudalado hijo de un Padre rico, y no tuvo ningún temor que, al hacerlo, pudiese disuadir a los hermanos de futuras remesas.

Puede ser muy pertinente que un apóstol le diga a un incrédulo que está en necesidad: “No tengo plata ni oro”. Pero no sería lo propio decirles las mismas palabras a creyentes que estarían dispuestos a responder a cualquier petición de ayuda.

Es una deshonra para el Señor cuando uno de sus representantes hace conocer sus necesidades de manera que produzca lástima por parte de sus oyentes. Si tenemos una fe viva en Dios, siempre nos gloriaremos en él.

(by Watchman Nee)

17/09/2019

Un encuentro con Cristo a través del Evangelio de Juan. Capítulo 9 del evangelio según San Juan.

17/09/2019

En breve iniciamos el estudio del Evangelio de Juan. Un encuentro con Cristo a través del Evangelio de Juan. Hoy estudiaremos un pasaje del capítulo 9.

16/09/2019

Ser diligentes

Aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos”.

– Ef. 5:16.

Es posible que, en el designio divino para ti, quizás hoy sea el día más importante de tu vida. Sin embargo, tú podrías dejarlo escapar como si fuese un día común y corriente.

El hombre cuyo hoy es igual a su ayer no es sensible al reloj de Dios. Ningún siervo del Señor debiera contentarse con los logros presentes, pues estar satisfechos con ellos equivale a desperdiciar oportunidades.

Supongamos que hoy el Señor pone en mi corazón el deseo de hablar con cierta persona, que en su providencia está destinada a ser, dentro de cinco años, un poderoso instrumento en sus manos para la salvación de las almas. Obedecerle en esto puede ser el servicio más importante de mi vida. Pero si por miedo al frío o por otra razón trivial, no lo hago, habré dejado pasar una oportunidad y quizás habré perdido un instrumento para Dios.

El problema es grave, pues tales ocasiones no se detienen a esperarnos. Pasan velozmente. De modo que cuando Dios se mueve, movámonos nosotros con él. No eludamos ninguna oportunidad que Dios nos presente.

(Watchman Nee)

¿Quieres que tu lugar de culto sea el Lugar De Culto mas cotizado en Lambaré?
Haga clic aquí para reclamar su Entrada Patrocinada.

Teléfono

Página web

Dirección


Héroes Del 70 No. 513 Calle Pilcomayo
Lambaré
241

Horario de Apertura

09:00 - 11:15

Otros lugares de culto en Lambaré (mostrar todas)
Iglesia Fuego de Dios. Iglesia Fuego de Dios.
Carretera De López Y El Salto
Lambaré

"Llamados a ser portadores de la Gloria del Dios viviente en el ahora"

MFC Base Santa Rosa de Lima-Lambaré MFC Base Santa Rosa de Lima-Lambaré
Lambaré

Somos una agrupación de familias Cristianas que unen sus esfuerzos para promover los valores humanos!

Iglesia Kadosh Iglesia Kadosh
Mariano Escauriza ESquare Avenida Luis María Argaña
Lambaré

"Somos una iglesia conocida por la manifestación del poder de Dios, donde encontrarás una familia".

Iglesia Pentecostal Unida del Paraguay Iglesia Pentecostal Unida del Paraguay
Padre Casanello Nº 1107 Calle Avenida Cerro Lambaré
Lambaré, 2420

Church Religious Organization

Jóvenes La Gracia Jóvenes La Gracia
Avenida Luis Maria Argaña Y Cacique Sepe
Lambaré

Red de Jóvenes de la Iglesia Centro Cristiano La Gracia - Paraguay

Iglesia El Arca Iglesia El Arca
Avenida 1ro Marzo Calle Alfonso Belisario Ocampos
Lambaré, 2420

Página principal de la Iglesia El Arca... Una Iglesia comprometida con la visión de expandir el Reino de Dios.