P Yaco Hurtado Puebla

P Yaco Hurtado Puebla

Comentarios

PADRE PIO
JOB no era Rey.
JOB, no era Pastor.
JOB, no era Profeta.
JOB, no era Evangelista.
JOB, no era Apóstol.
JOB, no era Sacerdote.
JOB, no era Doctor.
JOB, no tenía ningún ministerio.

Aún así Job se desviaba del mal.

Job era un hombre íntegro, recto y temeroso de Dios.

Usted no necesita tener cargos en la iglesia, para comenzar a vivir en santidad y tener un buen caracter.

- SER CRISTIANO no es tener cargo o posición en la Iglesia.

- SER CRISTIANO ES BUSCAR ESTAR EN LA PRESENCIA DE DIOS SIENDO OBEDIENTE Y TEMEROSO DE ÉL.🙏🏻🌹
Bendiciones para usted padre. Saluditos desde Nogales.Le encargamos sus oraciones . Un abrazo
Año Nuevo 2020
Gracias padre Yaco, por compartirnos la palaabra de Dios.
Padre Yaco le deseo el mejor de los años y quiero agradecer por tanto que nos da. Espero haya pasado una hermosa Navidad en compañía de sus seres queridos. Un abrazo.
UN FUERTE ABRAZO P. YACO MUCHAS BENDICIONES DLB...
UN FUERTE ABRAZO P. YACO MUCHAS BENDICIONES DLB...
Padre buenos días lo busque y al fin lo encontré pero no puedo enviar solicitud de amistad me dice que ya esta saturada que triste Dios lo bendiga siempre le mando un abrazo muy fuerte soy Yolanda de Solidaridad a lo mejor ni se acuerda de mi

Aquí publico meditaciones diarias y anuncios importantes

[09/13/18]   MEDITACIÓN DEL DIA
Jueves 13 de Septiembre
Evangelio según San Lucas 6,27-38.
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los aborrecen, bendigan a quienes los maldicen y oren por quienes los difaman. Al que te golpee en una mejilla, preséntale la otra; al que te quite el manto, déjalo llevarse también la túnica. Al que te pida, dale; y al que se lleve lo tuyo, no se lo reclames. Traten a los demás como quieran que los traten a ustedes; porque si aman sólo a los que los aman, ¿qué hacen de extraordinario? También los pecadores aman a quienes los aman. Si hacen el bien sólo a los que les hacen el bien, ¿qué tiene de extraordinario? Lo mismo hacen los pecadores. Si prestan solamente cuando esperan cobrar, ¿qué hacen de extraordinario? También los pecadores prestan a otros pecadores, con la intención de cobrárselo después. Ustedes, en cambio, amen a sus enemigos, hagan el bien y presten sin esperar recompensa. Así tendrán un gran premio y serán hijos del Altísimo, porque Él es bueno hasta con los malos y los ingratos. Sean misericordiosos, como su Padre es misericordioso. No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados; den y se les dará: recibirán una medida buena, bien sacudida, apretada y rebosante en los pliegues de su túnica. Porque son la misma medida con que midan, serán medidos”.

Si las bienaventuranzas de ayer eran paradójicas y sorprendentes, no lo son menos las exhortaciones de Jesús que leemos hoy: "amen a sus enemigos". La enseñanza central de Jesús es el amor.
Esta página del evangelio es de ésas que tienen el inconveniente de que se entienden demasiado. Lo que cuesta es cumplirlas, adecuar nuestro estilo de vida a esta enseñanza de Jesús, que, además, es lo que él cumplía antes que nadie.
Después de escuchar esto, ¿podemos permanecer distantes en nuestra relación con los demás? ¿nos seguiremos creyendo buenos cristianos a pesar de no vernos demasiado bien retratados en estas palabras de Jesús? ¿podremos rezar tranquilamente, en el Padrenuestro, aquello de "perdónanos como nosotros perdonamos"?
Jesús nos propone dos claves para que midamos nuestra capacidad de bondad y amor:
- "traten a los demás como quieren que ellos los traten"; es una medida comprometedora, en positivo, porque nosotros sí queremos que nos traten así; y, en negativo, un aviso: "la medida que usen la usarán con ustedes";
- "sean compasivos como su Padre es compasivo"; cuando amamos de veras, gratuitamente, seremos "hijos del Altísimo, que es bueno con los malvados y desagradecidos".
Pidamos a Dios que sepamos vivir este estilo de vida que nos propone Jesús, el estilo del amor-sin-límites, el estilo que opta por el bien por encima de todo.
Que tengan excelente jueves.

[08/09/18]   MEDITACIÓN DEL DIA
Miércoles 9 Agosto
Del santo Evangelio según san Mateo 16, 13-23
En aquel tiempo, cuando llegó Jesús a la región de Cesarea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: “¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?”. Ellos le respondieron: “Unos dicen que eres Juan el Bautista; otros que Elías; otros, que Jeremías o alguno de los profetas”.
Luego les preguntó: “Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?”. Simón Pedro tomó la palabra y le dijo: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”.
Jesús le dijo entonces: “¡Dichoso tú, Simón, hijo de Juan, porque esto no te lo ha revelado ningún hombre, sino mi Padre, que está en los cielos! Y yo te digo a ti que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia. Los poderes del infierno no prevalecerán sobre ella. Yo te daré las llaves del Reino de los cielos; todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo”. Y les ordenó a sus discípulos que no dijeran a nadie que él era el Mesías.
A partir de entonces, comenzó Jesús a anunciar a sus discípulos que tenía que ir a Jerusalén para padecer allí mucho de parte de los ancianos, de los sumos sacerdotes y de los escribas; que tenía que ser condenado a muerte y resucitar al tercer día.
Pedro se lo llevó aparte y trató de disuadirlo, diciéndole: “No lo permita Dios, Señor. Eso no te puede suceder a ti”. Pero Jesús se volvió a Pedro y le dijo: “¡Apártate de mí, Satanás, y no intentes hacerme tropezar en mi camino, porque tu modo de pensar no es el de Dios, sino el de los hombres!”.

Jesús como gran pedagogo va enseñando a sus discípulos acerca de su identidad: “¿quién dice la gente que soy yo?” Y ellos dan varias respuestas que seguramente habían oído. Pero después viene la pregunta clave: y ustedes, “¿quién dicen ustedes que soy yo?”
Para todo aquél que se diga cristiano esta pregunta es fundamental; poder responder de manera personal: ¿quién es Jesús para mí? En eso consiste el ser cristiano.
Por otra parte, es interesante que, Jesús dice en este pasaje, acerca de su Iglesia, que los poderes del infierno no prevalecerán sobre ella. Esto es una garantía porque es una promesa de Jesús. Jesús es quien sostiene a nuestra Iglesia.
Y, finalmente, Pedro, a pesar de haber respondido adecuadamente acerca de quién es Jesús, cuando Jesús les dice que lo matarán, que sufrirá, etc., trata de disuadirlo. Y es que, como también lo dice Jesús, Pedro sigue pensando como los hombres y no de acuerdo al plan de Dios. Nosotros, a veces, también pensamos así, queremos un Dios triunfador, vencedor, que nos evite los sufrimientos, las dificultades. Buscamos un Mesías que nos salve del dolor. Y cuando Dios permite los sufrimientos nos enojamos o pensamos que no es eficaz. Pero, en realidad, Jesús nos enseña que el Mesías verdadero es aquel que ha pasado por el sufrimiento, y con ello nos dice que, para obtener el éxito, la gloria, la salvación, también nosotros debemos pasar por el esfuerzo, el sacrificio, el dolor.
Pidamos hoy a Dios poder responder de manera personal a la pregunta ¿quién es Jesús para mí? Y poder así responder ¿quién soy yo?
Pidamos por la Iglesia para que el Señor siga sosteniéndola y los poderes del infierno no prevalezcan sobre ella. Y que sepamos no evitar los sufrimientos sino enfrentarlos con entereza, sabiendo que ellos nos llevan a crecer y a alcanzar la gloria.
Que tengan excelente jueves

[08/07/18]   MEDITACIÓN DEL DIA
Evangelio de Hoy martes 7 de Agosto
Según san Mateo 14, 22-36
En aquel tiempo, inmediatamente después de la multiplicación de los panes, Jesús hizo que sus discípulos subieran a la barca y se dirigieran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Después de despedirla, subió al monte a solas para orar. Llegada la noche estaba él solo allí. Mientras tanto, la barca iba ya muy lejos de la costa y las olas la sacudían, porque el viento era contrario. A la madrugada, Jesús fue hacia ellos, caminando sobre el agua. Los discípulos, al verlo andar sobre el agua, se espantaron y decían: "¡Es un fantasma!" Y daban gritos de terror. Pero Jesús les dijo enseguida: "Tranquilícense y no teman. Soy Yo". Entonces le dijo Pedro: "Señor, si eres tú, mándame ir hacia ti caminando sobre el agua". Jesús le contestó: "Ven". Pedro bajó de la barca y comenzó a caminar sobre el agua hacia Jesús; pero al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, comenzó a hundirse y gritó: "¡Sálvame, Señor!" Inmediatamente Jesús le tendió la mano, lo sostuvo y le dijo: "¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?". En cuanto subieron a la barca, el viento se calmó. Los que estaban en la barca se postraron ante Jesús, diciendo: "Verdaderamente tu eres el Hijo de Dios". Terminada la travesía, llegaron a Genesaret. Apenas lo reconocieron los habitantes de aquel lugar, pregonaron la noticia por toda la región y trajeron a todos los enfermos. Le pedían que los dejara tocar siquiera el borde de su manto, y cuantos lo tocaron, quedaron curados.

Una escena bastante impactante la que nos presenta el evangelio hoy. Los discípulos en medio de una tormenta, y Jesús se acerca a ellos caminando sobre el agua. Es tanto el miedo que hasta piensan que es un fantasma. Pedro toma la iniciativa y le pide caminar sobre el agua; comienza a caminar pero al sentir la fuerza del viento se hunde.
Cuántas veces nosotros nos hemos sentido igual. Cuántas veces estamos en medio de una tormenta y el miedo no nos deja ver a Jesús y hasta pensamos que es un fantasma o un enemigo. Pedro se hundió cuando sintió el viento fuerte porque lo dominó el miedo. No supo confiar en que Jesús estaba ahí con él.
Hoy se nos invita a ver a Jesús en medio de las tormentas de la vida. Se nos invita a confiar en Él aunque los vientos sean contrarios. Debemos vencer el miedo para caminar sobre el agua, sobre los problemas, confiando plenamente en Aquel que siempre está con nosotros y nos dice como a Pedro: “Ven”.
Pidamos a Dios ser hombres y mujeres de fe, de los que saben ver a Jesús cuando camina hacia nosotros y saben confiar plenamente en Él.
Que tengan excelente martes

[08/04/18]   MEDITACION DEL DIA
Sábado 4 de agosto
Del santo Evangelio según san Mateo 14, 1-12
En aquel tiempo, el rey Herodes oyó lo que contaban de Jesús y les dijo a sus cortesanos: “Es Juan el Bautista, que ha resucitado de entre los muertos y por eso actúan en él fuerzas milagrosas”.
Herodes había apresado a Juan y lo había encadenado en la cárcel por causa de Herodías, la mujer de su hermano Filipo, pues Juan le decía a Herodes que no le estaba permitido tenerla por mujer. Y aunque quería quitarle la vida, le tenía miedo a la gente, porque creían que Juan era un profeta.
Pero llegó el cumpleaños de Herodes, y la hija de Herodías bailó delante de todos y le gustó tanto a Herodes, que juró darle lo que le pidiera. Ella, aconsejada por su madre, le dijo: “Dame, sobre esta bandeja, la cabeza de Juan el Bautista”.
El rey se entristeció, pero a causa de su juramento y por no quedar mal con los invitados, ordenó que se la dieran; y entonces mandó degollar a Juan en la cárcel. Trajeron, pues, la cabeza en una bandeja, se la entregaron a la joven y ella se la llevó a su madre.
Después vinieron los discípulos de Juan, recogieron el cuerpo, lo sepultaron, y luego fueron a avisarle a Jesús.
Palabra del Señor.

Hoy celebramos a San Juan María Vianney, patrono de los Párrocos. Un hombre que se entregó en cuerpo y alma a trabajar por su comunidad, que supo darse sin medida. Se cuenta que pasaba horas y horas confesando, aún sin comer ni descansar.
Y el evangelio nos propone como ejemplo de entrega a San Juan Bautista. Aquel que, además de prepararle el camino a Jesús, estuvo dispuesto a morir por defender la verdad y lo que es correcto. Juan Bautista no se alió al poder, ni se amedrentó ante Herodes, sino que lo enfrenta y le dice lo que está haciendo mal, aunque eso lo lleve a la muerte.
Creo que la invitación que hoy nos hace el evangelio, aunado al ejemplo del santo a quien hoy celebramos, es a entregarnos sin medida y sin límites en nuestro trabajo, en nuestros deberes de cada día. Que sepamos desgastarnos, ahí donde estamos: con tu familia, con tus hijos, en el trabajo que te toca desempeñar, en la ayuda a los demás, en la defensa de la verdad y de la vida… que no tengamos miedo a nada ni a nadie cuando sabemos que estamos haciendo lo correcto, lo que debemos hacer.
Hoy, nuestra sociedad, llena de antivalores, nos invita a encerrarnos en nosotros mismos, a ser egoístas, a olvidarte de los demás y pensar solo en ti, en tu comodidad, en tu interés.
Por ello, debemos esforzarnos más, hoy en día, para ser más como Jesús, que no vino a ser servido sino a servir. Debemos esforzarnos más por defender la verdad y la justicia, aunque nos cueste la vida.
Pidamos a Dios que sepamos entregarnos en el servicio a los demás, que sepamos cumplir nuestros deberes con la máxima entrega y amor. Que sepamos dar la vida en las cosas de cada día.
Que tengan excelente sábado.

[07/09/18]   XIV DOMINGO ORDINARIO
CICLO B

Mc 6, 1-6
“Y SE EXTRAÑÓ DE SU FALTA DE FE”
A las personas de Nazareth les pasó lo que a tantos: Jesús es una gran persona, su doctrina es muy buena; pero ¿es Dios?
Para muchos es escandaloso que Dios se encarne en un hombre “común y corriente”, de quien sabemos su procedencia, un hombre del pueblo. Como escandaliza que Jesús se encarne en una Iglesia que, por humana, ha de ser pecadora.
Tenemos la terrible tentación de querer que Dios actúe según nuestros criterios, queremos encasillar a Dios y tendemos a envolverlo en una burbuja para aislarlo de nosotros. Y, resulta que, Dios nos insiste en lo contrario, Dios se baja, se encarna, se hace uno de nosotros, se empequeñece…Dios nos demuestra que quiere ser como nosotros para estar más cerca, y nosotros no terminamos de entenderlo, de aceptarlo.
La fe no es solo creer en Dios y en sus palabras, sino creer en todo: sus caminos, sus criterios, sus métodos. Creer en Dios cuando se presenta de formas majestuosas, imponentes, maravillosas, es relativamente fácil. Pero creer en Dios cuando se presenta humano, pequeño, débil…eso es más difícil, pero ahí se prueba nuestra fe.
A veces Dios se viste de formas poco convencionales, nos habla de maneras muy duras o no agradables, a veces Dios nos manda profetas que no nos gustan, que nos molestan, pero la verdadera fe debe ser capaz de ver más allá y descubrir la presencia de Dios también en ellos.
Pidamos a Dios que sepamos descubrirlo hasta en las personas y en las experiencias que no nos gustan.
Que tengan muy buena semana. Que Dios los bendiga a todos.

[07/07/18]   MEDITACIÓN DEL DIA
Sábado 7 Julio
Evangelio según San Mateo 9,14-17:
En aquel tiempo, los discípulos de Juan fueron a ver a Jesús y le preguntaron: “¿Por qué tus discípulos no ayunan, mientras nosotros y los fariseos sí ayunamos?” Jesús les respondió: “¿Cómo pueden llevar luto los amigos del esposo, mientras él está con ellos? Pero ya vendrán días en que les quitarán al esposo, y entonces si ayunarán. Nadie remienda un vestido viejo con un parche de tela nueva, porque el remiendo nuevo encoge, rompe la tela vieja y así se hace luego más grande la rotura. Nadie echa el vino nuevo en odres viejos, porque los odres se rasgan, se tira el vino y se echan a perder los odres. El vino nuevo se echa en odres nuevos y así las dos cosas se conservan”.

El ayuno sigue teniendo sentido para los cristianos. Es un buen medio de expresar nuestra humildad y nuestra conversión a los valores esenciales, por encima de los que nos propone la sociedad de consumo.
Pero no es esto lo que aquí discute Jesús. Lo que él nos enseña es la actitud propia de sus seguidores: la fiesta y la novedad radical.
Ya en el sermón de la montaña nos decía que, cuando ayunemos, lo hagamos con cara alegre, sin pregonar a todos nuestro esfuerzo.
Hoy se compara a sí mismo con el novio y el esposo: los amigos del esposo están de fiesta. Los cristianos no debemos vivir tristes, con miedo, como obligados, sino con una actitud interna de alegría festiva. El cristianismo es, sobre todo, fiesta, porque se basa en el amor de Dios, en la salvación que nos ofrece en Cristo Jesús.
Israel no supo hacer fiesta. Nosotros deberíamos ser de los que sí han reconocido a Jesús como el Esposo que nos invita a su fiesta, por ejemplo, a la mesa eucarística, en la que nos comunica su vida y su gracia.
Por eso mismo, la vida en Cristo es vida de novedad radical. Creer en él y seguirle no significa cambiar unos pequeños detalles, poner unos remiendos nuevos a un traje viejo, ocultando sus rotos, o guardar el vino nuevo de la fe en los mismos pellejos en los que guardábamos el vino viejo del pecado. Lo nuevo es incompatible con lo viejo, nos viene a decir Jesús. Seguirle es cambiar el vestido entero, más aun, cambiar la mentalidad, no sólo el vestido exterior. Es tener un corazón nuevo. (¡Lo que les costó a Pedro y a los demás discípulos cambiar la mentalidad religiosa y social que tenían antes de conocer a Cristo!). Seguir a Cristo afecta a toda nuestra vida, no sólo a unas oraciones o prácticas piadosas.
Pidamos a Dios vivir en la alegría del encuentro con Él. Pidamos que sepamos vivir esa radicalidad de novedad, de cambio, para que sepamos así disfrutar el vino nuevo que Jesús nos ofrece.
Que tengan excelente sábado.

[07/06/18]   MEDITACIÓN DEL DIA
Viernes 6 de Julio
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 9, 9-13
En aquel tiempo, Jesús vio a un hombre llamado Mateo, sentado a su mesa de recaudador de impuestos, y le dijo: “Sígueme”. Él se levantó y lo siguió.
Después, cuando estaba a la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores se sentaron también a comer con Jesús y sus discípulos. Viendo esto, los fariseos preguntaron a los discípulos: “¿Por qué su Maestro come con publicanos y pecadores?”. Jesús los oyó y les dijo: “No son los sanos los que necesitan de médico, sino los enfermos. Vayan, pues, y aprendan lo que significa: Yo quiero misericordia y no sacrificios. Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”.

Me encanta este evangelio que nos habla de la llamada o vocación de Mateo porque nos revela la manera de ser y de actuar de Dios. El Dios que ha venido a buscar y llamar a los enfermos, a los pecadores. El Dios que no le interesa en que mesa estamos sentados, que no se escandaliza de lo que hacemos, sino que nos llama a sentarnos en su mesa, nos llama a ser sus amigos.
Es interesante que la imagen de la mesa juega un rol importante en este texto: al inicio, Mateo está sentado a su mesa de recaudador de impuestos, es decir, la mesa de la injusticia, del robo, del pecado, de la corrupción; pero después de que es llamado por Jesús a seguirlo, está sentado en otra mesa con Jesús, la mesa de la amistad, del compartir, del amor, de la donación.
Mateo entendió que la llamada de Jesús consistía en vivir de una manera diferente, de hacer un cambio radical por amor a Aquel que creyó en él y lo invitó a su amistad.
Así es Jesús, así sigue actuando: no importa en que mesa te has sentado, no importa cuáles han sido tus pecados, Él viene a llamar a los pecadores, a los enfermos, Él viene a llamarnos a nosotros.
Y así debemos ser también los seguidores de Jesús: los seguidores de Jesús deben practicar la misericordia, deben saber acercar a los alejados, deben abrir su corazón al que se ha caído y ayudarlo a levantarse.
Pidamos al Señor saber actuar como Él lo hace. Pidamos que sepamos tener misericordia con quien ha fallado, sabiendo que nosotros mismos hemos sido perdonados por Dios.
Que tengan excelente viernes

Categoría

Teléfono

Dirección


Ave. Gral. Antonio Villarreal 23
Hermosillo
83010
Otros Centros religiosos en Hermosillo (mostrar todas)
Iglesia Bautista Emanuel - Fundamental Independiente Iglesia Bautista Emanuel - Fundamental Independiente
Calle Ramirez #73, Col. Centro
Hermosillo, 83000

Conociendo a Cristo, y dándole a conocer.

Hermanos y Amigos CC Hermosillo Hermanos y Amigos CC Hermosillo
San Rafael #442 Esquina Con Simón Bley, Colonia Carmen Serdan
Hermosillo, 83115

Somos una comunidad donde se estan estableciendo los valores y principios biblicos para la restauracion familiar.

san martin de tours san martin de tours
Calle Ocotlán
Hermosillo, 83165

centro comunitario san martin de tours

Iglesia de Cristo Hermosillo Sonora Mex. Iglesia de Cristo Hermosillo Sonora Mex.
Benjamín Muñoz Y Naranjo
Hermosillo, 83180

IGLESIA DE CRISTO Somos cristianos por la gracia de Dios y así ministramos y servimos para su Gloria y Honor.

Adventistas de Sonora Adventistas de Sonora
Benjamín Muñoz 87
Hermosillo, 83180

Página oficial de la Asociación de Sonora de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Misión Joven Misión Joven
Avenida Topahue
Hermosillo, 83106

Grupo de jóvenes de la iglesia cristiana Nueva Creación en Hermosillo Sonora.

Santuario del Divino Niño Jesus Santuario del Divino Niño Jesus
Rosalio Moreno #60 Colonia Revolución I
Hermosillo, 83078

Rector del Santuario: Pbro. Luís Armando González HORARIO DE MISAS DOMINICALES - Misa de 10:00 A.M - Misa de 11:00 A.M (Centro San Rafael Arcángel) - Misa de 12:30 P.M (Misa especial para Niños) - Misa de 18:00

Centro Familiar Cristiano A.D. Hermosillo Centro Familiar Cristiano A.D. Hermosillo
Blvd. Las Torres #385 Col. Las Torres
Hermosillo, 83139

Dream Center Iglesia. Blvd. Las Torres #385 entre Gándara y Arizona, Hermosillo, Sonora, Tel. (662) 1395845 [email protected]

CEBs La Sagrada Familia CEBs La Sagrada Familia
Ave Níquel Entre Germanio Y Zinc. Metalera.
Hermosillo, 83029

Aprendiendo a vivir en comunidad

VIÑA NUEVA VIÑA NUEVA
Carlos Balderrama ESQUINA De Los Mayos Col.camino Real
Hermosillo, 83178

evangelismo de alcanse

Matrimonios a Prueba De Fuego Matrimonios a Prueba De Fuego
Juan De La Granja #466 Los Jardines.
Hermosillo, 83113

AYUDA ESPIRITUAL EN LA PALABRA DE DIOS PARA LA RESTAURACIÓN DE LOS MATRIMONIOS, APOYO, CONSEJERÍA, DIRECCIÓN, PROGRAMAS DE RESTAURACIÓN MATRIMONIAL, ORACIONES, TEMAS DE GRAN IMPORTANCIA PARA LOS MATRIMONIOS, PAREJAS, NOVIOS Y PUBLICO EN GENERAL Y MAS.

Rios De Dios De Agua Viva A.C. Rios De Dios De Agua Viva A.C.
Blvd. Zamorano Y Ave. G. Moreno # 13 Dentro Del Miniparque Industral PROGRESO ATRAS DE CFE SUBESTACION LADRILLERAS
Hermosillo, 83118

SOMOS UNA CONGREGACIÓN CRISTIANA EVANGELICA PENTECOSTAL, CREEMOS EN EL PODER SOBRENATURAL DE DIOS DADO A SU IGLESIA A TRAVÉS DE SU SANTO ESPÍRITU .