Dominus Stellarum

Sello Editorial Nueva Era Solar. Libros. Libreria.

[12/24/18]   Erróneamente, pensamos en navidad, envolviéndonos en viejos conceptos adaptados a pasadas conveniencias que no llevaron al hombre a la luz de su alma. Así, la doctrina fue creciendo, conforme se amparaba a una red oscura de falacias que alejó al ser de las únicas verdades del Reino. Indefectiblemente, la verdad sólo es una. Una para experimentarla desde la realidad del espíritu, dónde converge, al mismo tiempo, la irrealidad del Mundo de las Formas que el mismo hombre ha creado. Sólo así la luz podrá crecer iluminando lo que fue oscurecido por lo tenebroso de los malos pensamientos y las malas acciones que, de manera muy evidente, no los ha conducido a algo bueno. Deben, pues, bien administrar las capacidades divinas que, como hijos del Sagrado, les fueron obsequiadas. Sin embargo y, a pesar de cada desacierto, comprendan hoy lo que se les anuncia. De ningún modo estamos molestos por las diversidades de dogmas y doctrinas que han creado a lo largo del tiempo, ¡menos aún de vuestros pensamientos! Contrariamente, El Cielo anhela que puedan ampliarlas, modificando sus conceptos, para así, de este modo, puedan anidar vuestras almas en la verdad que El Reino profesa. El hombre debe crecer, emanciparse de sí mismo, ¿y qué mejor momento que la navidad para hacerlo? No obstante, hablamos de navidad como nuevo nacimiento de cada uno, no como las fechas que les han profetizado, anuncian. Simbolismo que no puede estar más alejado ni alterado de lo acontecido en el pasado. Ustedes, como hijos del Que todo Es, deben sumergirse en la trama única de la vivencia personal y colectiva, ayudándose en vuestras labores con servicio, entrega y sabiduría, a la vez, que destierran de sus almas las tinieblas que, desde hace eones, han confundido vuestro mundo convirtiendo vuestros corazones en piedra. Es así que, navidad es amor, navidad es paz, es la luz de cada existencia personal, para luego volcarla en la existencia colectiva, en la red de luz que ustedes, como sociedad, han formado. Indefectiblemente, para que esto suceda, la consciencia debe habitar, pues sólo así conocerán la Verdad de las Verdades que jamás ha permanecido oculta para ustedes y para toda alma que deseó vislumbrar un horizonte nuevo. Sin luz, la Oscuridad reina con premura y la labor de vuestros corazones se imbuye en un mar de dudas, volviendo imposible la senda del alma. Entonces, sólo el correcto accionar, la mente sumisa al corazón y corriendo el velo pasado, abrirán los ojos para volver a proyectar lo que una vez El Cielo expresó. Sí, ustedes, hermanos míos, son los actores de esta película, del juego de la vida con el cual se han puesto a prueba para trascender la experiencia mortal de la encarnación del alma. Recuerden que nada es lo que la mente arbitra, sino lo que del corazón se desprende. Y si hablamos de espiritualidad, hablamos de actos humanos, no conformes a la razón, sino conformes al sentir del alma que ama incondicionalmente, ésa que no hace más que escucharse para continuar con los designios de la Voluntad del Cielo. Por ello, es que no basta la simple lectura y el conformismo de sus palabras o el aceptarlas y transmitirlas. El transmitir sólo sirve en la obra, y el conformismo cuando pueden ser observantes de la construcción ya hecha. En la navidad deben renacer en alma y corazón, conscientemente de cada acto que enarbolan, de cada luz que dispersan y de cada palabra que nace del corazón abierto que se encuentra dispuesto a la entrega. En verdad, les digo que no hay otro modo de cómo hacer las cosas, para que así se convierta la labor de amar de uno en la de todos y logre extenderse hacia los confines de la Madre Tierra. Pidan hoy, reciban en ustedes el símbolo de la paz tan esperada, no como producto de viejas creencias y conceptos, sino en la justa medida que El Cielo les ofrece, porque éste es quién sabe amar como se ama, del único modo que existe, como el Padre ordena. El amor humano no es el divino, recuerden. Las fallas son humanas, no del Cielo. No busquen, pues, a quien culpar, no juzguen y vean con ojos tiernos la experiencia personal de cada uno de vuestros hermanos. Cada quien tendrá su tiempo, el tiempo de crecer en La Luz y el tiempo para trascender La Oscuridad que lo envuelve y con la cual se alimenta. Es por esto, que la manera más sencilla es la verdad silenciosa que nace del alma: amar sin condición alguna, sin condicionantes y con un amor repleto de aditivos. Recuerden que el amor no crea ataduras, que el amor libera y quien más ama es quién menos pide a cambio porque el amor no aguarda ni sabe especular, sino se entrega. Amado aquél, entonces, a la vista del Buen Padre, el que se ha entregado y que, gracias al amor, ha conocido el amar hasta las lágrimas, pues éste es el camino verdadero. Cuando hayan experimentado este amor sin medida alguna, la luz que contienen dentro, que no es más que la ígnea que vuestro Padre les ha ofrecido, florecerá como los retoños en primavera. Entiendan, el amor es la luz primera, dónde, en esta Luz, en este tiempo, vuestro tiempo, los ilumina con fuerza. Jesús.

Dominus Stellarum

Gracias a todos por los 300 me gusta!!!

Sello Editorial Nueva Era Solar. Libros. Libreria.

dominusstellarum.wixsite.com

Misitio

Se agradece difusión... Gracias!!!

dominusstellarum.wixsite.com INICIO

[10/02/18]   “La libertad humana consiste en que Dios Padre ha creado a cada ser confiriéndole dignidad dotada de la iniciativa y del dominio de sus actos. "Quiso Dios dejar al hombre en manos de su propia decisión, de modo que busque a su Creador sin coacciones y adhiriéndose a él, llegue libremente a la plena y feliz iluminación. El hombre es luz y amor, y por ello semejante a Dios Padre, fue creado libre y dueño de sus actos." La libertad del hombre es finita y falible. De hecho, el hombre erró. Libremente decidió. Al rechazar el proyecto del amor de Dios Padre, se engañó a sí mismo y se hizo esclavo de La Oscuridad, y así, esta primera esclavitud engendró una multitud de esclavitudes adyacentes. La historia de la humanidad, desde sus orígenes, atestigua desgracias y opresiones nacidas del corazón del hombre a consecuencia de un mal uso de la libertad. Al apartarse de la ley del amor, el hombre atentó contra su propia libertad y se encadena a sí mismo, rompiendo la Unidad con sus semejantes al rebelarse contra la verdad divina.
“La verdad nos hace libres." El Espíritu Divino nos ha sido dado y, como enseña nuestra propia alma, "donde está el Espíritu, allí está la libertad." Ya, desde ahora, nos gloriamos de la libertad de los hijos de Dios.
La gracia no se opone de ninguna manera a nuestra libertad cuando ésta corresponde al sentido de la verdad y del bien que Dios Padre ha puesto en el corazón del hombre. Al contrario, como lo atestigua la experiencia espiritual, a medida que somos más dóciles a los impulsos divinos, se acrecientan nuestra íntima verdad y nuestra seguridad en las pruebas, como también ante las presiones y coacciones del mundo exterior. Por el trabajo de la gracia, el Espíritu Divino nos educa en la libertad espiritual para hacer de nosotros colaboradores libres de su obra de luz en el mundo. Por eso las almas son signadas con la luz, para que sean libres en el amor perfecto. Tales almas son siempre aficionadas a dar más que a recibir, y aún con el mismo Dios Padre les acaece esto. Y esta afición merece nombre de amor. Nadie hay que no ame, pero lo que interesa es cuál sea el objeto de su amor. No se nos dice que amemos, sino que elijamos a quién amar. De hecho, la verdad absoluta, es que el amor ilumina el corazón. No dejan huella en el alma las buenas costumbres, sino los buenos amores, porque es característico del amor ir transformando al amante en el amado. Por lo cual, si amamos lo vil y oscuro, nos convertimos en viles e inseguros. Pero si amamos a Dios Padre, nos divinizamos, porque el que se une al Que más nos Ama, se hace un solo espíritu con él.
Hay más amistad en amar que en ser amado. Todo amor, desde el momento en que es auténtico, puro y desinteresado, lleva en sí mismo su justificación. Amar gratuitamente es un derecho inalienable de la persona, incluso, habría que decir sobre todo, cuando el Amado es Dios Padre. El amor basta por sí solo, satisface por sí solo y por causa de sí. Su mérito y su premio se identifican con él mismo. El amor no requiere otro motivo fuera de él mismo, ni tampoco ningún provecho; su fruto consiste en su misma práctica. Amo porque amo, amo para amar. Gran cosa es el amor, con tal de que recurra a su principio y origen, con tal de que vuelva siempre a su Fuente y sea una continua emanación de la misma. Esto es en verdad el amor: obedecer y creer al que se ama. El conocimiento es causa del amor por la misma razón por la que lo es el bien, que no puede ser amado si no es conocido. Entonces, porque te conozco te amo. El amor es unitivo.
El gran privilegio del hombre es poder amar, trascendiendo así lo efímero y lo transitorio. El amor reviste de gran dignidad al hombre, porque el peso de cada ser es el amor. No el amor pasional y sensible, sino el amor que viene de Dios Padre, la que afianza las buenas relaciones entre los seres. El amor que tiene por motivo el brillo del alma es firme, inquebrantable e indestructible. Nada, ni las calumnias, ni los peligros, ni la muerte ni cosa semejante será capaz de arrancarlo del alma. Quien así ama, aun cuando tenga que sufrir cuanto se requiera, no dejará nunca de amar si mira el motivo por el que ama. El que ama por ser amado terminará con su amor apenas sufra algo desagradable, pero quien está unido a La Luz jamás se apartará de ese amor. Amor sólo produce amor, de modo que, donde esté ausente, siémbralo y cosecharás amor. De todos los movimientos del alma, de sus sentimientos y de sus afectos, el amor es el único que permite a los seres responder a su Padre Dios, de semejante a semejante.
Esto es lo primero en la intención del amante: que sea correspondido por el amado. A esto tienden, en efecto, todos los esfuerzos del amante, a atraer hacia sí el amor del amado, y si esto no ocurre, es preciso que el amor se disuelva. "Amar es querer el bien para alguien" y siendo esto así, el movimiento del amor tiene dos términos: el bien que se quiere para alguien y ese alguien para quien se quiere el bien.
Nada hay que mueva tanto a amar como el alma, por parte de la persona amada, de aquél que ama desea en gran manera verse correspondido. El verdadero amor crece con las dificultades, el falso, se apaga. Por experiencia, sabemos que, cuando soportamos pruebas difíciles por alguien a quien queremos, no se derrumba el amor, sino que crece. Aguas torrenciales no pueden apagar el amor. Y así los seres, que soportan por Dios Padre las contrariedades, se afianzan en su amor con ello.
No es posible separar el amor del dolor ni el dolor del amor, por esto, el alma enamorada se alegra en sus dolores y se regocija en su amor doliente, porque el amor se adquiere en la fatiga espiritual. El amor crece en nosotros y se desarrolla también entre las contradicciones, entre las resistencias que se le oponen desde el interior de cada uno de nosotros y, a la vez, entre las múltiples fuerzas que le son extrañas e, incluso, hostiles. No puede llamarse feliz quien no tiene lo que ama, sea lo que fuere, ni el que tiene lo que ama si es motivo de males, ni el que no ama lo que tiene, aun cuando sea lo mejor. Mas el amor conduce a la felicidad. Sólo a los que lo tienen se les promete la bienaventuranza eterna. Y sin él, todo lo demás resulta insuficiente. Por ello, el amor produce en cada ser la perfecta alegría. En efecto, sólo disfruta el que vive en amor y cuanto más amo, me hace sentir más deseos de amar. La fuerza del amor no mide las posibilidades, ignora las fronteras, no discierne, no reflexiona, no conoce razones. El amor no se resigna ante la imposibilidad, no se intimida ante ninguna dificultad. El que alguien nos ame hace que nosotros esperemos en él, pero el amor a él, es causado por la esperanza que en él tenemos. Gran verdad es esta, cuando veo cómo se te contempla, con gran esperanza.
El amor a Dios Padre es el amor por excelencia. Es, como he dicho, amor sin interés propio, todo lo que desea y quiere es ver al alma que ama los bienes del Cielo. Esta sí es luz, no falsos amores desastrosos que sólo persiguen la propia conveniencia. La humanidad está llena de falsos amores que encadenan al hombre desde El Origen y, aún, a pesar de otorgarles cientos de oportunidades para trascender esto, sus almas no cambian, por la simple razón que no saben amar.
La humildad es necesaria para amar. Cuánto más vacíos estamos de la soberbia, más llenos estamos de amor. Sólo el amor verdadero construye, mas cada uno de los hombres vive entre el amor y el odio. Si no acepta el amor, el odio encontrará fácilmente acceso a su corazón y comenzará a invadirlo cada vez más, trayendo frutos siempre más venenosos. No se puede edificar sin amor, no se puede levantar la Unidad sin amor, entonces, amar es requisito y prueba de unidad. Yo sé amar porque yo soy el amor.”
Bueno, Gor Vehael, esto es lo que me dijiste tú ya sabes cuándo. Ama, niño, mira qué maestro nos ha entregado el Padre para que logremos iluminarnos. Que no pisoteen tu amor, quien te ame estará a tu lado, quien no, quien te haya otorgado un amor ficticio sólo partirá para, quizá, en otra vida, iluminarse y lograr aprender tan sólo algo de lo que le has entregado. Que cada cual siga su camino, ya no puedes guiarlos o cargarlos sobre tus hombros. Cada quien tiene lo que se merece porque así lo decidió. Tú que eres el símbolo del amor perfecto, como dice tu Padre, párate firme en la batalla. ¿Qué tormenta te ha vencido, Niño Luz? Sin duda alguna, eres nuestra tormenta y el amor de todos. Te amo, mi corazón es contigo hoy y siempre.» Em Khar.

[09/15/18]   “No hay compromisos de dolor en La Luz, en La Luz sólo se alberga amor y paz. Si no hay paz en el alma, de Lo Alto se resuelve lo necesario para ello. La labor del Padre de los Cielos se realizará aún en contra de todas las voluntades, él no pide aprobación de alguno, sólo los invita a amar. Mas, en su Majestad, todo será arrastrado según él ordene. No hay obligaciones, Guerrero, el Padre no tiene siervos, él ama con sus hijos y a través de ellos. No obstante, tú eres su Hijo Divino, el amor del Padre en la Tierra y no necesitas de nadie para cumplir con tu labor. Él y tú son uno sin oposición alguna. Por ende, no te ates a seres que han decidido continuar con otros menesteres y comparten otras ideologías, pues únicamente te arrastrarán hacia una ciénaga que no te pertenece. Quienes te acompañen, obedecerán y se callarán, sabiendo que las premisas indicadas provienen de quién más los ama, entonces, harán lo que los Ángeles hacen, sabiendo que han descendido para servir y no para ser servidos. Esta es una cruda realidad que debes aceptar, la que anuncia que no todos están en condiciones de obrar la Voluntad Divina, porque aún se dejan conducir por la tierra.”

Introducción a los Sellos Angélicos. Cómo confeccionar velas alquímicas, talismanes angélicos. Material único, canalizado. Se entrega el material correspondiente. Cupos limitados, para más información [email protected]

Lectura y Sanación con Cristales. Coordina Jorge Daniel Vazquez Despliegue de cristales y mesa de venta. No te lo pierdas, cupos limitados. Vení a conocer el misterio oculto de los minerales. Te esperamos.

[08/22/18]   De hace años, de hace siempre, de este eterno presente, el Ángel se deja escuchar...

“Pronto todos los Ancestros se harán presentes, vuelven para unirse a la fiesta de sus semillas. La gran familia estelar se reúne al alinearse los soles, nosotros somos ustedes, ése será el saludo y nada quedará oculto, porque los seres de luz que esperaban para hacer el cambio, son ustedes mismos.
Hermosos seres de luz están aquí para custodiar el paso de los que caminan hacia el Hogar de las Almas, hacia el corazón de Dios Padre, porque ahí está el vínculo con La Luz, con la verdadera sabiduría. Dejen que los guíe el corazón, no se guíen con la mente que mide, juzga y condena. Dejen que el corazón los guíe, porque el corazón sólo sabe amar.
Habrán catástrofes, sí, siempre las hay, pero se les permite la premonición, para que intervengan creando con mucho amor, soluciones para todos. Todos somos creadores. Ustedes están creando cada año, entonces, lo que puede ocurrir o no, está en manos de ustedes. De modo que, nuevamente, les pedimos en amor que no confíen en los oráculos del terror, sólo siembren paz, armonía y confianza.
El tiempo ya es, ya se inició el cambio y no se detendrá, les aseguramos que el Día de La Luz será sentido por todos,, sin embargo, no se dará cuando ustedes quieran, sino cuando el Cielo y el Padre así lo disponga. Si se dejan llevar por lo que siente el corazón, solo verán luz, porque éste es el pedido amoroso de La Luz Verdadera.
Deben sanar a la Tierra, con ella al mar y a todos los seres que habitan en su interior, así como sanan sus cuerpos, así como se unen para pedir por alguien muy enfermo, sanen a la Tierra y al mar, cultiven amor, dado que esto es sanación. Tan cierto como que tenemos un Creador, la Tierra es una Madre que abnegadamente, sustenta la vida de sus hijos, por ello, sus hijos deben amarla, agradeciendo y aceptando que es sagrada y siempre lo será. Ahora, es cuando deben asumir esta responsabilidad, porque éste es el tiempo esperado. La Madre Tierra ama a sus hijos, pero no todos sus hijos responden con amor, sin embargo, ella no les pedirá que batallen entre ustedes para defenderla, como buena madre, pedirá la unión de sus hijos para que así dejen de destruirla, porque la destrucción señalada, también destruirá a quienes la habitan.
Los hijos olvidaron la divinidad de la Madre, porque creyeron en razonamientos y conceptos que los hicieron sentirse separados de Dios. Recuerden que todos poseemos la chispa divina, que todos somos Dios, porque Dios es El Todo. De modo, que la Madre Tierra también es divina, porque Dios está en ella y ha desempeñado de manera ordenada su papel, pero ahora le toca a sus hijos responder de la manera justa y necesaria.
Los Ancestros Estelares hemos aguardado mucho tiempo. Estamos deseosos de enseñarles, así como otros seres de las estrellas, pero no podemos hacer lo que les corresponde a ustedes. Deseamos enseñarles cómo hacerlo, pero nos temen y no saben que algunos de nosotros ya caminan entre los suyos. Una muestra de ello, son las personas que consideran incapacitadas mentalmente, los que no cubren los parámetros de vuestra normalidad y son menospreciados por ser diferentes. Ellos son los Sabios de las Estrellas, quienes vienen a sostener una alta vibración de amor en la transformación de la Madre Tierra. Así, ellos se darán a conocer cuando más se los requiera, como seres de una luz sumamente poderosa que alterará la vibración de la amada Gaia. Si en esto creen y fundan sus razones y sentires en el corazón que sabe amar, permitiéndose dejar los juicios de lado, comprenderán nuestras palabras y accionarán en pos de la Obra Divina, no como quieren, sino como se ha catapultado para el amor de los hombres de la Madre Tierra. Nosotros los amamos. Nosotros somos ustedes. Ustedes son nosotros.”

¿Quieres que tu empresa sea el Librería mas cotizado en Buenos Aires?

Haga clic aquí para reclamar su Entrada Patrocinada.

Dirección


Buenos Aires
1836
Otros Librerías en Buenos Aires (mostrar todas)
Sera bizarro 3 el mejor Sera bizarro 3 el mejor
8149
Buenos Aires, 8149

sera bizarro 3 el mejor se trata de videos fotos

Libreria Espartaco Libreria Espartaco
Buenos Aires

Barrilete Libros Barrilete Libros
Salcedo 2654
Buenos Aires, 1259

Barrilete Libros es la librería de la organización cultural Razón y Revolución. Tus consultas las podés hacer por [email protected]

Kiosco y Libreria Tito Kiosco y Libreria Tito
Sullivan 1841
Buenos Aires, 1722

BooksApp BooksApp
Estados Unidos 410
Buenos Aires, 1011

Somos una empresa dedicada a la comercialización de libros y revistas de todo tipo. Libros raros, incunables, agotados, lo que necesites, lo conseguimos.

Libroslivre Libroslivre
Parque Avellaneda
Buenos Aires

Hechos 2 Librería Cristiana Hechos 2 Librería Cristiana
San Telmo - Bolivar 1019 Y Lugano , Pola - Chilavert 5300
Buenos Aires

Librería artística Escorpio Librería artística Escorpio
Neuquén 1110
Buenos Aires, 1405

Librería comercial y artística, regalos artesanales, talleres, fotocopias, impresiones.

LIBRERIA ORFEO LIBRERIA ORFEO
San Pedrito 1319
Buenos Aires, 1406

Aunque no lo creas éste año cumplimos 50 años en San Pedrito. La primer librería y juguetería Orfeo se fundó en San Pedrito 1119 el 24 de noviembre de 1960

Barracas al Sur Libros Barracas al Sur Libros
Buenos Aires

Barracas al Sur Libros. Librería de libros leídos. Novela, cuento, poesía, ensayo, etc. Pedidos: [email protected]

Soplavientos Soplavientos
Billinghurst 970
Buenos Aires, 1182

Soplavientos es un espacio dedicado a la promoción de la Literatura, destinado a niños y jóvenes, que cuenta con una biblioteca gratuita y actividades.

Agape Libros Agape Libros
Av. San Martin 6863
Buenos Aires, 1419

Libreria con sello Editorial propio, 35 años trabajando al servicio de la cultura y la fe.